56 Y sus padres estaban asombrados; pero El les encargó que no dijeran a nadie lo que había sucedido.