42 Y al instante la lepra lo dejó y quedó limpio.