10 porque había sanado a muchos, de manera que todos los que tenían aflicciones se le echaban encima para tocarle.