18 Vosotros, pues, escuchad la parábola del sembrador.