33 Entonces los que estaban en la barca le adoraron, diciendo: En verdad eres Hijo de Dios.