29 Y pasando Jesús de allí, vino junto al mar de Galilea, y subiendo al monte, se sentó allí.