35 Y El mandó a la multitud que se recostara en el suelo;