7 y trajeron el asna y el pollino; pusieron sobre ellos sus mantos, y Jesús se sentó encima.