38 Habéis oído que se dijo: "OJO POR OJO Y DIENTE POR DIENTE."
39 Pero yo os digo: no resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te abofetee en la mejilla derecha, vuélvele también la otra.
40 Y al que quiera ponerte pleito y quitarte la túnica , déjale también la capa .
41 Y cualquiera que te obligue a ir una milla, ve con él dos.
42 Al que te pida, dale; y al que desee pedirte prestado no le vuelvas la espalda.
43 Habéis oído que se dijo: "AMARAS A TU PROJIMO y odiarás a tu enemigo."
44 Pero yo os digo: amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen,
45 para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos; porque El hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos.
46 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tenéis? ¿No hacen también lo mismo los recaudadores de impuestos?
47 Y si saludáis solamente a vuestros hermanos, ¿qué hacéis más que otros? ¿No hacen también lo mismo los gentiles?
48 Por tanto, sed vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto.