4 Cuando Moisés escuchó esto, cayó sobre su rostro;