25 el SEÑOR haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia;