10 Los príncipes de Judá son como los que mueven los linderos; sobre ellos derramaré como agua mi furor.