21 Nadie pone un remiendo de tela nueva en un vestido viejo, porque entonces el remiendo al encogerse tira de él, lo nuevo de lo viejo, y se produce una rotura peor.
27 Y El les decía: El día de reposo se hizo para el hombre, y no el hombre para el día de reposo.