31 Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo,
33 Les dijo otra parábola: El reino de los cielos es semejante a la levadura que una mujer tomó y escondió en tres medidas de harina hasta que todo quedó fermentado.
45 El reino de los cielos también es semejante a un mercader que busca perlas finas,
47 El reino de los cielos también es semejante a una red barredera que se echó en el mar, y recogió peces de toda clase;