15 Al atardecer se le acercaron los discípulos, diciendo: El lugar está desierto y la hora es ya avanzada; despide, pues, a las multitudes para que vayan a las aldeas y se compren alimentos.
23 Después de despedir a la multitud, subió al monte a solas para orar; y al anochecer, estaba allí solo.