32 Mejor es el lento para la ira que el poderoso, y el que domina su espíritu que el que toma una ciudad.