33 La suerte se echa en el regazo, mas del SEÑOR viene toda decisión.