3 Pesada es la piedra y pesada la arena, pero la provocación del necio es más pesada que ambas.