27 No niegues el bien a quien se le debe, cuando esté en tu mano el hacerlo.