4 no des sueño a tus ojos ni adormecimiento a tus párpados;