1 ¿No clama la sabiduría, y levanta su voz la prudencia?