28 cuando arriba afirmó los cielos, cuando las fuentes del abismo se afianzaron,