14 Porque El sabe de qué estamos hechos, se acuerda de que somos sólo polvo.