16 cuando el viento pasa sobre ella, deja de ser, y su lugar ya no la reconoce.