16 Los árboles del SEÑOR se sacian, los cedros del Líbano que El plantó,