11 Que el acreedor se apodere de todo lo que tiene, y extraños saqueen el fruto de su trabajo.