12 Que no haya quien le extienda misericordia, ni haya quien se apiade de sus huérfanos;