5 ¿Quién es como el SEÑOR nuestro Dios, que está sentado en las alturas,