6 El SEÑOR guarda a los sencillos; estaba yo postrado y me salvó.