114 Tú eres mi escondedero y mi escudo; en tu palabra espero.