126 Es tiempo de que actúe el SEÑOR, porque han quebrantado tu ley.