134 Rescátame de la opresión del hombre, para que yo guarde tus preceptos.