40 He aquí, anhelo tus preceptos; vivifícame por tu justicia. Vau.