48 Levantaré mis manos a tus mandamientos, los cuales amo, y meditaré en tus estatutos. Zain.