89 Para siempre, oh SEÑOR, tu palabra está firme en los cielos.