4 Como flechas en la mano del guerrero, así son los hijos tenidos en la juventud.