3 Espera, oh Israel, en el SEÑOR, desde ahora y para siempre.