21 Bendito sea el SEÑOR desde Sion, quien mora en Jerusalén. ¡Aleluya!