20 y a Og, rey de Basán, porque para siempre es su misericordia;