7 Oh DIOS, Señor, poder de mi salvación, tú cubriste mi cabeza en el día de la batalla.