11 Por amor a tu nombre, SEÑOR, vivifícame; por tu justicia, saca mi alma de la angustia.