4 Porque el SEÑOR se deleita en su pueblo; adornará de salvación a los afligidos.