5 El SEÑOR es la porción de mi herencia y de mi copa; tú sustentas mi suerte.