22 Pues todas sus ordenanzas estaban delante de mí, y no alejé de mí sus estatutos.