3 No hay mensaje, no hay palabras; no se oye su voz.