5 y éste, como un esposo que sale de su alcoba, se regocija cual hombre fuerte al correr su carrera.