28 Porque del SEÑOR es el reino, y El gobierna las naciones.