16 Vuélvete a mí y tenme piedad, porque estoy solitario y afligido.