4 SEÑOR, muéstrame tus caminos, y enséñame tus sendas.