2 En el SEÑOR se gloriará mi alma; lo oirán los humildes y se regocijarán.